lunes, 18 de noviembre de 2013

NO SE PUEDE PARAR EL HAMBRE CON CUCHILLAS DE SANGRE.(Carta al Ministro del Interior)

CARTA ABIERTA AL SR. JORGE FERNÁNDEZ DÍAZ, MINISTRO DEL INTERIOR DEL GOBIERNO DE ESPAÑA, SOLICITÁNDOLE QUE PARE LA INSTALACIÓN DE “CUCHILLAS” EN LA VALLA DE CEUTA Y MELILLA 
A la atención del Sr. Ministro del Interior,
Las personas y colectivos que trabajamos en favor de los Derechos Humanos y con las personas migrantes no entendemos ni compartimos las políticas de fronteras que tanto la Unión Europea como España practican. Ante los métodos de externalización y defensa que se están implementando en las fronteras hemos realizado nuestras alegaciones y propuestas. Sin embargo, las últimas decisiones que afectarán a la valla de Ceuta y Melilla nos resultan del todo incomprensibles y rechazables.

Como hemos manifestados en otras ocasiones, estas medidas son las causa y las consecuencias de las desgracias y muertes que se suceden. Los resultados de estas políticas tanto europeas como españolas son los cadáveres de las personas migrantes saturando mares y desiertos.

Estamos habituados a que los gobiernos hagan caso omiso de nuestras advertencias y consideraciones. Sin embargo, deben admitir que teníamos razón cuando proclamábamos el error y la poca eficacia de estas políticas de contención. 

El hecho lamentable por la que nuevamente nos dirigimos a usted como representante del gobierno de España en esta materia, es que haya tomado en consideración e instalado nuevamente la “concertina”, sistema inhumano, retirado ya en el 2007 por las muertes y lesiones graves que provocaba a todas las personas migrantes que intentaban cruzar nuestras fronteras por necesidad. Este es un instrumento que pone en serio riesgo la vida y la integridad de las personas, ya que, como en su día informaba el Defensor del Pueblo de España "su fin es causar daños corporales a aquellas personas que intentan traspasar las vallas".

Si toda la inversión realizada en sofisticados medios de detección y vigilancia fronteriza -incluido el nuevo Eurosur- no ha servido para nada, ¿por qué es necesario incorporar métodos pasados, oscuros e inhumanos de fortificación? Estos hechos son producto de una Europa Fortaleza, que pretende alejar e inmovilizar a las personas migrantes más allá de sus fronteras para eludir responsabilidades. Europa y España violan con estos métodos los valores que dicen defender. Los resultados son evidentes, más de 20 000 muertes en el Mediterráneo.

Una sociedad que se dice democrática y garante de altos valores humanos, no puede llevar a cabo esa medida. No puede permitir vallas infranqueables, y mucho menos, sin escatiman en medios, volcarse en soluciones que contradicen los mínimos humanitarios. 

Sr. Ministro: ESTAS MEDIDAS NO IMPEDIRÁN QUE SIGAN VINIENDO INMIGRANTES. NO SE PUEDE PARAR EL HAMBRE CON CUCHILLAS DE SANGRE.

Los testimonios de los inmigrantes que han realizado el salto a las vallas y sufrido sus consecuencias lo atestiguan: "Ya estamos muertos, sin futuro"; "Estoy aquí para entrar en Europa. Es mi única meta y no voy a parar hasta conseguirlo"; "¿Qué es lo que puedo perder? No tengo nada”.

Sr. Ministro, lo primordial es ir al origen del problema, que no está en Melilla, ni Ceuta, sino en Europa y su relación con los países africanos.

Por todo esto le exigimos e instamos como ciudadanos, preocupados por las personas, los derechos universales y la calidad humana de nuestra sociedad, que proceda a dar las instrucciones oportunas para que no se restablezca el sistema de cuchillas en las vallas de Ceuta y Melilla. Con esta medida solo causarán dolor, no conseguirán nada más. Y será un punto negro más a añadir a las políticas de fronteras de todo Europa.

!Ni una muerte más por las fronteras!

Atentamente.
( Nombre de los colectivos que se adhieran)


PARA PARTICIPAR EN LA CAMPAÑA DE"Plataforma contra la violencia institucional hacia los inmigrantes PUEDES ENVIAR UN CORREO A:  (grupoantiredadassevilla@listas.patalata.net)

sábado, 9 de noviembre de 2013

ANDALUCÍA ACOGE RECHAZA LA COLOCACIÓN DE CONCERTINAS EN LA FRONTERA MELILLENSE



Tras la decisión del Ministerio del Interior de colocar nuevamente en lo alto de la doble verja que rodea Melilla las llamadas concertinas –es decir, cuchillas que se entremezclan entre los alambres para evitar que las personas escalen la valla-, Andalucía Acoge vuelve a mostrar su rechazo ante políticas que vulneran gravemente los Derechos Humanos.

Andalucía Acoge quiere recordar que estas “medidas disuasorias” fueron eliminadas por la presión nacional e internacional de multitud de organizaciones sociales e instituciones de defensa de los Derechos Humanos, que alegaron que estos elementos causan daños físicos impropios de un Estado de Derecho. También hubo posicionamientos en este sentido desde las propias administraciones públicas, ya que el Defensor del Pueblo de la época, Enrique Múgica, expuso en su informe de 2005 que las concertinas ponían “en serio riesgo la vida y la integridad de las personas” y el que era por entonces Delegado del Gobierno en Melilla, D. José Fernández Chacón, resaltó en 2007 el carácter humanitario de la retirada de las mismas.
Siete años después, Andalucía Acoge rechaza nuevamente la decisión de colocar las concertinas en la valla y exige que se dé marcha atrás, puesto que, como puntualiza el  Secretario General de la organización, Mikel Araguás, “la colocación de elementos disuasorios en el vallado no debe suponer en ningún caso el uso de objetos que atenten contra la integridad física e incluso la vida de las personas, derecho fundamental reconocido en el artículo 15 de la Constitución Española”.
La Presidenta de Andalucía Acoge, Sylvia Koniecki, además de sumarse a las críticas por la vulneración a los Derechos Humanos y por anteponer la idea de la “Europa Fortaleza” a la “Europa de los Derechos y las Libertades”, quiere recordar que, tal y como se está demostrando en las últimas semanas en las fronteras del continente, ninguna de estas medidas “va a conseguir que las personas que huyen de la inestabilidad política y social de sus países de origen cesen en su intento de entrar en Europa”.
Las declaraciones de responsables políticos europeos ante tragedias como la sucedida semanas atrás frente a las costas de Lampedusa, en las cuales muestran su consternación por la pérdida de numerosas vidas humanas, contrastan fuertemente con las decisiones políticas que las propias instituciones europeas toman en materia de inmigración. Las políticas de extranjería insisten en blindar las fronteras de Europa y  en perseguir y criminalizar a aquellos que emprenden un proyecto migratorio, sin dedicar medios y esfuerzos a la mejora de la situación de los países en origen, única medida eficaz para evitar que las migraciones no sean forzadas sino voluntarias. Por otra parte, la falta de vías para migrar de forma regular a la UE condena a miles de personas a la clandestinamente, lo que supone poner en riesgo su integridad física y sus vidas. Es por eso que desde Andalucía Acoge insistimos en que las muertes en la Frontera Sur de Europa no son meros accidentes, sino la consecuencia de estas políticas que, lejos de abordar las causas de las migraciones, pretenden detener a toda costa a las personas migrantes.
Por ello, Andalucía Acoge reivindica una vez más que se antepongan los Derechos Humanos a las políticas de control de fronteras e informa que, tal como hiciera hace siete años, ha apelado a la Defensora del Pueblo, Doña Soledad Becerril, para que esta institución vuelva a posicionarse contra una medida que pone en compromiso la vida de las personas.

Para más información:
Nacho Sánchez · Técnico de comunicación de Málaga Acoge
Manuel Lancha. Comunicación Federación Andalucía Acoge

martes, 8 de octubre de 2013

Ecos de muerte en el Mediterráneo



Ecos de muerte en el Mediterráneo


Ya no son decenas:
Son cientos de miles
Sembrando los mares
De tumbas sin nombre
cubiertas de peces;
de sales azules
que cubren sus cuerpos
sin vida.

Si nosotros callamos
Gritarán  las piedras.

La rabia contenida
me  brota por los poros,
la  denuncia  insiste,
mis  ojos humedecen.

¿Dónde  está la esencia
Del  valor humano,
Que  ignora tragedias
de hambre?

Señores de arriba.
Bajar la conciencia
De los pedestales.

¡Me invade la rabia!
¡El dolor, la impotencia!


Gertrudis  Ruiz

domingo, 6 de octubre de 2013

Andalucía Acoge exige medidas urgentes a la Unión Europea para erradicar los Naufragios en el Mediterráneo.

Motril Acoge, asociación perteneciente a la Federación Andalucía Acoge, tras la muerte de más de 150 personas esta semana en Italia, sumado a la desaparición de más de 200, exige una inmediata modificación de las políticas de la Unión Europea sobre fronteras. 

El naufragio ocurrido esta semana frente a Lampedusa (Italia), en el que más de 200 personas fallecieron y 150 continúan desaparecidas es para Andalucía Acoge, una nueva muestra del fracaso de las políticas de fronteras europeas, por lo que exige una modificación inmediata de las mismas. Insistimos en que este tipo de tragedias no son fortuitas, sino la consecuencia de una falta de voluntad política por encontrar una solución a las enormes desigualdades entre los países de ambas orillas del Mar Mediterráneo. 

La Federación exige a la Unión Europea que investigue este naufragio y que tome las pertinentes medidas para que no solo garantice los derechos de las personas que han conseguido salvar su vida como víctimas de una política cruel e inhumana, sino también para investigar las acusaciones de la Alcaldesa Giusi Nicolini, quien afirma que varias embarcaciones, aunque vieron el naufragio, pasaron de largo, pudiendo incurrir -de así confirmarse- en una omisión de socorro que ha contribuido a la muerte de cientos de personas. 

Este naufragio, así como las recientes llegadas de personas a nado a Ceuta, los hechos sucedidos en las últimas semanas en Melilla o las embarcaciones que han llegado hasta costas españolas en los últimos meses vienen a reforzar nuestro convencimiento en la necesidad de cambios en la gestión fronteriza; "más aún cuando en el Mediterráneo en los últimos años han muerto varias decenas de miles de personas", como subraya Sylvia Koniecki, Presidenta de Andalucía Acoge.

La Federación reivindica una vez más la necesidad de incidir en las causas de la inmigración y no sólo en los efectos de este movimiento migratorio desde un punto de vista global y coordinado de los Estados Miembro de la UE. Así, desde Andalucía Acoge "reivindicamos un acercamiento entre la Unión Europea y los países africanos para crear un contexto en el que no sólo se respete el derecho a migrar, sino también el más importante derecho a no migrar", en palabras de Mikel Araguás, Secretario General de Andalucía Acoge. Un acercamiento que pueda conseguir que la gestión de los flujos migratorios se realice desde una óptica de cooperación entre el norte y el sur, de garantía del cumplimiento de los derechos humanos y de la vida humana y no desde la visión de la contención, el control de fronteras en terceros países y la represión. 

Gabinete de Comunicación: 
 Nacho: 606104838
 Manuel: 616580563

miércoles, 5 de junio de 2013

Hay alternativas, no al internamiento de inmigrantes (CIE)

J.S vino a España en 2001 con 13 años. Le trajeron sus padres y ha tenido permiso de residencia y trabajo hasta junio de 2012, en que no pudo renovarlo por no disponer de empleo. Ahora por fin tenía ya una oferta de trabajo y estaba gestionando la solicitud de renovación del permiso. Vive con su madre, que tienen nacionalidad española. J.S carece de antecedentes penales.

La policía le paró por la calle el pasado abril. Le pidieron los papeles y le llevaron a comisaría por no tener el permiso de residencia en vigor. Ingresó en el CIE al día siguiente sin tener siquiera la orden de expulsión todavía. 

En el CIE le notifican la orden de expulsión, que su abogado recurre ante el Juzgado inmediatamente y solicita la paralización urgente de la expulsión. El Juzgado paraliza la expulsión y J.S es finalmente puesto en libertad. 
Testimonio recogido en el CIE de Madrid
Todas las personas, incluidas las personas migrantes, tienen derecho a la libertad. Sin embargo, a las personas migrantes en situación irregular pueden pararlas, detenerlas y enviarlas a un centro de internamiento de extranjeros (CIE). Da igual si han vivido tiempo en España, si por la crisis han perdido su empleo y, como consecuencia, su permiso para permanecer en el país. No importa si tienen hijos o familia. Tampoco si están embarazadas, si tienen una enfermedad grave, o si son posibles refugiados o víctimas de trata. Se las priva de libertad sin valorar su situación personal. Su única falta: estar en situación irregular en España 

Desde inicios del 2012, el Ministerio del Interior prepara un reglamento para regular los CIE, lugares donde se han denunciado violaciones de derechos humanos. El Reglamento debe  garantizar el ejercicio de los derechos de las personas migrantes y contemplar medidas alternativas que no conlleven la privación de libertad.

La detención y el ingreso en un centro de internamiento de extranjeros (CIE) debe ser  una medida excepcional, una vez que se hayan agotado todas las medidas alternativas, después de una valoración individual de cada caso concreto. El internamiento debe ser siempre evitable y descartado cuando estamos ante personas vulnerables, mujeres víctimas de trata, niños o niñas.

Adhiérete al manifiesto de Amnistía Internacional, Andalucía Acoge, Grupo Inmigrapenal, Pueblos Unidos y Mugak Sos Racismo, pidiendo alternativas al internamiento de las personas migrantes.

Porque existen alternativas ¡Actúa!

lunes, 25 de febrero de 2013

Organizaciones de todo el país lanzan la campaña Salvemos la hospitalidad contra la criminalización de la solidaridad

El artículo 318 bis del Código Penal intenta garantizar los derechos fundamentales de los inmigrantes que se ven mezclados en situaciones de inmigración. Sin embargo, el Gobierno tiene previsto modificar este artículo, de tal manera que la acogida solidaria puede llegar a acarrear penas de prisión para el que aloje a inmigrantes. Pueden ponerse así al mismo nivel a las personas que acogen a inmigrantes de forma solidaria, con aquellos que buscan beneficio propio con actividades derivadas de la inmigración.

Ante esta situación hemos puesto en marcha varias acciones para mostrar otras opciones que permitan castigar las conductas reprobables y salvar de toda duda las acciones que nos caracterizan como sociedad: el altruismo, la solidaridad y la hospitalidad.

Por ello hemos abierto la iniciativa www.salvemoslahospitalidad.org con la que queremos promover en todo el Estado mociones institucionales en Ayuntamientos, Diputaciones y Gobiernos Regionales que muestren la necesidad de modificar la redacción de este artículo. Algo que  Ayuntamientos, como los de Málaga o Vélez-Málaga, a instancia de diferentes entidades sociales, ya han aprobado por unanimidad.

El documento de la moción se encuentra disposición de todas las personas y organizaciones que quieran impulsar su aprobación en municipios de toda España para crear el mapa y la galería de la hospitalidad, donde se irá añadiendo aquellos municipios en los que se presente y/o apruebe el texto. Si quieres colaborar, sólo tienes que pinchar aquí, y te decimos cómo hacerlo.

Otros materiales disponibles en la web van desde documentos que se van desprendiendo de la campaña a una colección de imágenes que se han diseñado para la campaña, como banners para páginas web, carteles e imágenes para redes sociales.

Animamos a todos a sumarse a esta campaña para tratar de promover un modelo de convivencia basado en la diversidad y la interculturalidad y que ponga en valor de forma clara los valores de la convivencia y solidaridad con todos nuestros vecinos.

El grupo promotor de la campaña está formado por las siguientes entidades: Andalucía Acoge, Asociación por la convivencia intercultural en Almería, APDH-A, CEAR, Asociación Apoyo, Pueblos Unidos, Campaña por el cierre de los centros de internamiento de extranjeros (CIEs NO), Convivir sin Racismo, Federación de mujeres Progresistas, Foro Galego de Inmigración, Grupo Inmigración y Sistema Penal, Médicos del Mundo, Mesa d´Entitats de Solidaritat amb els Inmigrants, Mugak, Plataforma ‘Salvemos la hospitalidad’,  Red Acoge,  OSPDH, SOS Racismo